noviembre 16, 2008 § 1 comentario

Algunos de nosotros, los que éramos demasiado mayores o teníamos demasiado miedo como para ir a la guerra, prostituimos nuestro talento haciendo carteles que incitaron a una inmensa cantidad de jóvenes que no nos habían hecho nada a dar un paso adelante y recibir un disparo […]. Les vendimos la guerra a los jóvenes.

Palabras de James Montgomery Flagg, autor del conocido Tío Sam, cartel inspirado en uno británico de 1914 donde aparecía Lord Kitchener, y que fue diseñado por Alfred Leete.

Unos venden guerras, otros ginebra, y algunos medicamentos.

uncle sam want you

kitchener-britons

Anuncios

Etiquetado:, ,

§ Una respuesta a

  • razzo dice:

    Valgame, creo que no hay que ser tan duros Montgomery, a veces uno hace las cosas sin saber las repercusiones perversas que le daran y en este caso pues la participación a la guerra, y hasta eso los chavos iban por ellos mismos, osea si que el mensaje llegaba fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo en Flores de retórica.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: