Cambio

enero 5, 2008 § 3 comentarios

Comenta Pessoa que viviendo de nosotros mismos nos disminuimos. Por si acaso es cierto, creo que ha llegado la hora de arrancar e invertir más tiempo tanto en este proyecto como en otros.

Un vicio que adquiriré por aquí será el de fijarme en los discursos políticos. Como por ejemplo el que estos días se alimenta entorno a la palabra cambio. Change. Un concepto clave para muchos.

Una palabra, en realidad, que cada cuatro años cambia de manos y de sentido. En las pasadas elecciones quien la incluyó en uno de sus eslóganes fue Bush: “Steady leadership in times of change”. Esta vez es Obama quien se sirve de ella en las primarias demócratas: “Change we can believe in”.

Quizás lo significativo sea comprobar cómo el análisis de Lakoff sobre los valores que desprenden las metáforas del padre estricto y del padre protector, que configuran los frentes de la política americana (republicanos/demócratas), coincide con la connotación que la palabra cambio nos sugiere en cada caso.

En el primer contexto (“Steady leadership in times of change”) se apelaba a la seguridad frente a la incertidumbre del cambio; en el segundo (“Change we can believe in”) se destaca la oportunidad que supone la esperanza del mismo.

La estrategia que Mark McKinnon ideó para la campaña de Bush contribuyó a la victoria de éste. Y él mismo destaca el anterior mensaje como uno de los más acertados (“La campaña «Tiempos de cambio» surtió efecto.”). Mckinnon trabaja ahora para McCain y considera que su cliente y Obama formarían la pareja perfecta para renovar la ilusión del electorado. Por ahora McCain no ha entrado en liza, y todavía es pronto, según parece, para decir que Obama es el favorito entre los demócratas. Pero aún resta algún post más sobre ellos. Será interesante, por ejemplo, comentar el retrato que Foster Wallace escribió sobre McCain. En breve.

Anuncios

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con McCain en Flores de retórica.